Exactamente un día atrás de que ganase la nueva versión de Hitler, debatí junto con mis alumnos en clase sobre la situación de los migrantes a raíz del documental de Jorge Ramos “Hate Rising”. Mientras recordábamos escenas de discriminación sentí una punzada en el estómago.

Los mexicanos somos judíos y ganó Hitler

Si hiciéramos un recorrido por la historia del mundo comprenderíamos la gravedad en el triunfo de Trump. Es una victoria momentánea, jamás totalitaria en representatividad y mucho menos eterna. Estamos pasando un mal momento para ser libres. Pero siendo precisos, es un mal momento para ser mexicanos, musulmanes, migrantes, mujeres, hombres incluyentes, homosexuales, gays, trans.

Exactamente un día atrás de que ganase la nueva versión de Hitler , debatí junto con mis alumnos en clase sobre la situación de los migrantes a raíz del documental de Jorge Ramos “Hate Rising”. Mientras recordábamos escenas de discriminación sentí una punzada en el estómago. Sólo podía recordarme y recordarles a los jóvenes que lo ocurrido en las fronteras, es algo que no podemos permitir. No podemos permitir la violencia y la humillación hacia nuestra cultura.

Foto: Alonso Castillo
Foto: Alonso Castillo

 

Por un segundo, además, sentí que las palabras de mis estudiantes y las mías retumbaban entre los huesos de mis extremidades como cuando sientes la rabia silenciosa de la prudencia. Debo decirles una verdad absoluta y no cuantificable: la mayoría de los mexicanos hemos viajado, estudiado y trabajado legal o ilegalmente en Estados Unidos. Tenemos o hemos tenido familia en Estados Unidos, y más aún los mexicanos de frontera. Es mi caso.

 

Al terminar la clase y de escuchar la discusión de mis alumnos no paré de pensar. Recordé las ocasiones que renové una visa junto a mis padres y llevábamos un montón de documentos probatorios para decirle al Gobierno de Estados Unidos: somos respetables y dignos.

Foto de Expansión, Presidencia de la República
Foto de Expansión, Presidencia de la República

 

El consulado otorga una visa especial en el caso de los mexicanos y mexicanas, es decir, los norteamericanos cuentan con un expediente de nosotros y nuestro cruce migratorio, este conteo francamente animal ha sido empoderado por nuestros gobiernos mexicanos. Además, si consideran que incumples con los requisitos o les pareces sospechoso(a), te vas.

A lo largo de mi niñez no sólo padecí las filas infinitas para tramitar, renovar y conseguir permisos fronterizos. Presencié la desolación en los rostros de ancianos, madres, abuelas e hijos, quienes no pudieron obtener un visado. Amigas, vecinas y familiares a quienes les negaron la visa durante años, durante años, ¡Carajo!.

Siempre me he sido privilegiada porque he podido cruzar por la frontera sin ningún contratiempo, y últimamente, después de visitar Europa y reconocer las carencias latinoamericanas. Me pregunto: ¿realmente he sido privilegiada? ¿realmente me están concediendo un honor al dejarme entrar?

Les voy a decir otra verdad absoluta: siempre ha existido un muro entre Estados Unidos y México. Un muro físicamente construido para humillarnos. Este muro es parte de nuestra apropiación cultural, social y arquitectónica, tanto así, ya ni si quiera la vemos espeluznante. Estamos tan acostumbrados a la segregación que no podemos percibirla en toda su gravedad y dimensión.

Pienso muchísimo en la lucha de Martin Luther King, y yo como él tengo un sueño. Realmente tengo muchos sueños prósperos… y sé que allí afuera existen tantísimos migrantes teniendo el sueño de un mundo justo, equilibrado e incluyente.

I do have the dream that America stops being an asshole with mexican people. I do still have this dream and I will always have it ti’ll I die.

Pero hoy, este día y los días venideros… todos los mexicanos y mexicanas del mundo, y nuestros colegas en otros países y continentes que nos aman deben entender una situación fundamental: ganó Hitler, y los mexicanos, somos judíos. Demostremos solidaridad, acción, inclusión y diálogo.

¡Hasta la victoria, siempre!
–Ché Guevara

Comments: 1

  1. excelente lola quise llorar, pareciera que no..pero esto no parece nada bueno!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *